Hábitos y situaciones que encontrarás al momento de emprender

PorVictor Otarola

Hábitos y situaciones que encontrarás al momento de emprender

¿Qué significa para ti hacer tu propia empresa? Si tu respuesta es “hacer billete”, lamento decirte que te darás de cara contra la pared porque te llevarás una gran decepción. Sobre todo, cuando recién inicias tu emprendimiento. Esto no quiere decir que no tenga sentido ir por tus sueños y ser remunerado por eso; simplemente que el dinero es resultado de lo que mejor sepas hacer y de tu pasión, y no tu principal objetivo.

La depresión e impotencia

Te llegarán momentos en los que tendrás que asumir grandes responsabilidades emocionales, desilusiones, frustraciones, perderás la paciencia y lo único que te quedará hacer será -en orden- aceptarla, abrazarla, obtener aprendizaje y voltear la página. Todo esto lo vivirás en segundos, minutos y hasta horas. Es que cuando uno inicia un negocio no hay tiempo para ponerse a llorar por grandes temporadas.  Con esto no digo que te conviertas en un insensible, solo que si tu motivación por salir adelante es más fuerte, romperás cualquier paradigma o piedras en el camino que se te presente.

Dar sin esperar nada a cambio

Ajam, así como lo lees. Como en la rutina de nuestras vidas, pasan ocasiones en las que te nace hacer algo por alguien o por muchos sin pensar en un retorno de inversión o algo parecido. No creo que se pueda medir numéricamente, pero extrañamente cuando empiezas a tener este enfoque en tu vida, suceden cosas hermosas. En lo que sea que emprendas, enfócate en ayudar a los demás y dejar el mundo mejor de como lo encontramos.

Buenas vibras

Sé feliz y transmite a tu alrededor buena energía. Trabaja en tu actitud positiva, recuerda que cuando las cosas se empiezan a poner más difíciles es porque estás subiendo de nivel. Además, las buenas vibras es básica para relacionarse, crear redes de contacto, etc.

Organización

Te recomiendo humildemente – si es que antes no lo tenías – consigas una agenda y escribas por día lo que harás a lo largo de él, puedes poner los ítems como: desayunar, enviar cotización, escribir X artículo, etc; acompañado de horas exactas para que puedas distribuir tus horarios y organizarte mejor. Esto te ayudará a plantearte objetivos por día y cumplirlos.

Los 3 chanchitos

Si ya estás empezando a recibir ingresos puedes aplicar esto. Los 3 chanchitos son alcancías, que las organizarás de la siguiente manera:

  1. Para inversiones.- Esta alcancía te servirá para emprender otros negocios que tengas en mente o para invertir en todo lo relacionado a tu crecimiento profesional, personal y como empresa.
  2. Para donaciones.- Aquí podrás reunir dinero para que puedas donar a personas u organizaciones que necesiten apoyo económico.
  3. Para ahorrar.- ¿Querías viajar a algún lugar, comprarte un auto, una emergencia e imprevistos? Esta alcancía es perfecta para esto.

Bajo estas alcancías puedes tener unas sub-alcancías que te sirvan para definir mejor la dirección de tus gastos en cosas específicas.

Conocimiento y humildad

El tener un bachillerato, maestrías y/o doctorados, no te asegura el éxito en la vida, mucho menos la independencia financiera. Pero tampoco pretendas crecer como persona sin aprender nada; así que si tienes la oportunidad de capacitarte constantemente en temas de tu interés, hazlo. Es cierto que verás de todo en este mundo, los nuevos “gurúes”, por ejemplo; que es bueno escucharlos pero no siempre tendrán la razón, por lo que si piensas compartir y fomentar sus ideas, te sugiero usar el criterio.

Capacitarse en temas legales, de marketing y financieramente es una buena inversión según este artículo que indica que solo el 10% de las empresas peruanas logran pasar el 1er año.

Excel, tu nuevo amigo

Sí. Excel de ahora en adelante será tu fiel compañero. Cuando emprendas deberás tener un cuadro de ingresos, egresos, fecha, cliente, etc. Esto te mantendrá ordenado con tus pagos y tus ingresos en todos los ámbitos, no solo como emprendedor y/o empresario. Pueda que tu contador tenga manejada esta situación pero tú debes tener el control absoluto para poder descifrarlo y saber en qué situación se encuentra tu empresa.

Delegar o no delegar

No puedes multiplicarte por 4 versiones de ti mismo, así que, no pretendas hacer todo y hacerlo siempre bien. Llegará un momento en el que tendrás que confiar en otras personas para delegar funciones que te ayuden a lograr objetivos. Eso sí, debes dar la cara para afrontar situaciones difíciles que pongan en riesgo tu empresa.

Oposición

Tu familia y tus amigos te dirán que estás loco, que cómo puedes dejar un trabajo donde eres bien remunerado, que no llegarás a ningún lado, etc.

Es triste pero tu círculo más cercano te pueden decir cosas más fuertes, de hecho, no es que no te quieran, es que se preocupan por ti. El problema es que ese miedo que ellos sienten puede ser contagioso y en algunas ocasiones convencerte de permanecer en tu zona de confort.

Si estás inseguro solo imagínatelo contándolo a tus nietos como un “…y si hubiera…”. Al menos haberlo hecho en tu vida te llenará de aprendizaje y sabiduría que podrás contar a otras personas y/o te servirán para emprender otro negocio de forma óptima.

“Renacer como el Ave Phoenix”

Si alguna vez te rompieron el corazón en mil pedazos en una relación, sabes a qué me refiero. Cuando uno logra levantarse tras un problema o una desilusión, adquiere algo muy personalizado y valioso: aprendizaje. Podrás seguir dando todo en tu próxima relación, pero ya sabrás qué hacer y qué no hacer, sabrás cuándo ceder y cuándo no, etc.  Todo esto se aplica cuando fracasas y vuelves a emprender.


Estas fueron las situaciones en las que te encontrarás al emprender un negocio. Comenta en la caja de comentarios, qué situaciones pasaste y cómo las superaste.

About the author

Victor Otarola administrator

Baterista independiente, Diseñador Web y viajero. Fundador de kyriac publicidad, Dulicioso Repostería y socio en Sue Gourmet.

Deja un comentario